disfraz sombrerero y alicia

En el caso de Rebeca, creía que había que respetar el carácter romántico de la novela, a fin de que las espectadoras se identificaran con el personaje protagonista. Hitchcock menospreciaba la novela, a la que consideraba literatura femenina. Pese a las diferencias de estilos, Hitchcock acabó gozando de una independencia mayor que otros directores que habían trabajado con el productor. Como el productor pensilvano seguía enfrascado en la gigantesca producción de Lo que el viento se llevó, los Hitchcock no tuvieron prisa. Igualmente, se acepta como normal que las personas morenas esté subordinadas ante los blancos o rubios, pero no a la inversa. Allí había implantado un estilo basado en las espectaculares producciones destinadas a satisfacer el gusto popular con grandiosidad escénica. Este revisó el texto anterior ajustándolo al gusto del productor, si bien Hitchcock supo capear hábilmente algunas de las imposiciones de Selznick. La interrupción de sus telegramas desilusionó, a su vez, al director inglés, que reaccionó enviando una carta a su representante para que le hiciera llegar a Selznick su contrariedad por no haber alcanzado un acuerdo.

Además, había contratado como representante a Myron Selznick, hermano del productor, en la convicción de que ello facilitaría el acuerdo. Había producido con éxito filmes tan distintos como El pequeño lord (John Cromwell, 1936), El prisionero de Zenda (J. John Benjamin Hickey interpreta a Theodore Galloway, el Consejero de Seguridad Nacional que cree que la presencia de los Autobots en la Tierra es la razón por la que los Decepticons aún siguen en el planeta. Esa secuencia en la antigua habitación de Rebeca fue enriquecida con un detalle sutil por indicación de Selznick: un retrato de Max de Winter colocado en el tocador cuya presencia debía herir a la protagonista. Le parecía de un humor sumamente vulgar una escena inicial en la que Maxim de Winter hacía que se mareasen los demás pasajeros de un barco al fumar un cigarro. En la escena del juicio los procedimientos que siguen son de una importancia capital, mientras que la culpabilidad o inocencia del acusado no tienen importancia ninguna. Fueron las mismas palabras que le envío a través del chico que horas después intentaba salvarla de la avalancha. La Oruga respondió que era al contrario, que salvar el País de las Maravillas significaba que ella también se salvaría.

Ella se ve sorprendida cuando resulta que Dylan es un colaborador de los Deceptcions y es tomada de rehén por él, Soundwave —quien revela ser el Mercedes-Benz SLS AMG disfrazado— y Laserbeak para forzar a Sam a cooperar. Pero las buenas referencias que recibió acerca de la fidelidad con que Selznick trataba los textos literarios en sus adaptaciones le convenció de venderle los derechos por 50 000 dólares. En septiembre Selznick consideraba Titanic su primera opción, aunque seguía pensando en Rebeca. Aunque seguramente alejada de los gustos del siglo XXI, sigue siendo una novela popular. La decisión del director era lógica. Su director de publicidad, Whitney Bolton, diría más tarde que Hitchcock no era amable y que disfrutaba pinchando a los demás. Protagonizada por Johnny Depp, es una obra biográfica en homenaje al director de películas de horror y ciencia ficción de bajo presupuesto que Burton veía cuando era niño.

Continuó enviando telegramas a Inglaterra exponiendo planes de posibles películas. Hitchcock propuso rodar la película en cuarenta y ocho días y por 947 000 dólares, pero Selznik rebajó ambas cifras a treinta y seis días y 750 000 dólares. Muy fatigado por el esfuerzo, aparentaba más de los treinta y siete años que contaba, pero dejó claro que, pese a su carga de trabajo, disfraz halloween niño original prestaría una personal atención a Rebeca. Por su parte, a sus treinta y siete años, Selznick estaba realizando su sexagésimo novena película, y desarrollaba una notable energía en su labor de producción. En esta época, David O. Selznick estaba ampliando su imperio cinematográfico. Los preparativos del estreno de Lo que el viento se llevó no impidieron que Selznick prestara la misma atención a Rebeca que a su mayor éxito. Sin embargo, el inglés no estaba todavía habituado a la forma de trabajar en los Estados Unidos y rodaba con mayor lentitud.

El realizador inglés le dijo que esperara a ver el primer guion antes de pensar en otro adaptador. Sin embargo, los estadounidenses estaban entusiasmados por el trabajo del realizador y era lógico que este respondiera favorablemente. En diciembre, Selznick esperaba que el director y Joan Harrison tuvieran ya terminado el primer guion de Rebeca, pero la respuesta del realizador era que necesitaba más tiempo debido a la redacción de la novela en primera persona. Selznick contrató entonces a Robert E. Sherwood, prestigioso autor teatral y habitual adaptador al cine de obras literarias inglesas. El 10 de abril, el director pasó a integrarse oficialmente en Selznick International Pictures y comenzó a acudir a una oficina acompañado de Joan Harrison y, habitualmente, disfraz halloween niña casero de su esposa Alma para trabajar en el guion de Rebeca. Se apoyaba en su esposa Irene, hija de Louis B. Mayer, así como en el uso de una delicada mezcla de barbitúricos y anfetaminas.

Aquí hay más información sobre alicia y el sombrerero loco disfraz eche un vistazo a nuestra página web.